Difusion CAV
Estimulacion de cambios climaticos, noticias, articulos, crecimiento interior


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [2243] Sindicar categoría

Archivos
Marzo 2012 [11]
Febrero 2012 [20]
Enero 2012 [22]
Diciembre 2011 [18]
Noviembre 2011 [13]
Octubre 2011 [35]
Septiembre 2011 [19]
Agosto 2011 [19]
Julio 2011 [23]
Junio 2011 [25]
Mayo 2011 [14]
Abril 2011 [2]
Enero 2011 [1]
Octubre 2009 [1]
Septiembre 2009 [8]
Agosto 2009 [8]
Junio 2009 [54]
Mayo 2009 [121]
Abril 2009 [31]
Marzo 2009 [16]
Febrero 2009 [38]
Enero 2009 [30]
Diciembre 2008 [14]
Noviembre 2008 [49]
Octubre 2008 [39]
Septiembre 2008 [30]
Agosto 2008 [19]
Julio 2008 [30]
Junio 2008 [78]
Mayo 2008 [103]
Abril 2008 [47]
Marzo 2008 [48]
Febrero 2008 [58]
Enero 2008 [32]
Diciembre 2007 [38]
Noviembre 2007 [59]
Octubre 2007 [104]
Septiembre 2007 [93]
Agosto 2007 [94]
Julio 2007 [38]
Junio 2007 [30]
Mayo 2007 [68]
Abril 2007 [42]
Marzo 2007 [55]
Febrero 2007 [47]
Enero 2007 [24]
Diciembre 2006 [6]
Noviembre 2006 [3]
Octubre 2006 [7]
Septiembre 2006 [25]
Agosto 2006 [30]
Julio 2006 [15]
Junio 2006 [14]
Mayo 2006 [7]
Abril 2006 [5]
Marzo 2006 [42]
Febrero 2006 [66]
Enero 2006 [42]
Diciembre 2005 [34]
Noviembre 2005 [69]
Octubre 2005 [63]
Septiembre 2005 [44]
Agosto 2005 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Cuento El Granicero - bibliografia



Web
 
CUENTO el Granicero
El granicero* *Por Lourdes Uranga López. lourdesuranga@hotmail.com

CUENTO el Granicero

Mensaje
tomado de ARTESANIAS LITERARIAS, Argentina



El granicero*


*Por Lourdes Uranga López. lourdesuranga@hotmail.com

Tenía que vengarse, tamaño insulto no lo podía soportar nadie. Lo creen calmado porque esta viejo, pero le bulle por dentro y como se entiende con Tláloc, pues que mejor merced, Tláloc ejecutó su venganza.

Rutilo hacía llover y lo ocupaban para ello, en Santa Catarina del Monte era reconocido su poder, la abuela de Calvario recordaba los oficios ejecutados por el granicero y abrumada por un calor desconocido por ella explicaba:

Cuando el pueblo empieza a padecer por agua, él pide dinero en las casas y compra naranjas, plátanos y hace unos panecitos como galletas con figuras de estrella, de hombrecitos, de animalitos, de plantas; con todo eso se encamina al Tláloc que así le dicen a la montaña grande que está junto al Telapón.

De Santa Cruz de Arriba, de Xocotlán, de distingue muy bien, pero mientras más cerca, más queda tapado por los cerros chicos. Tilo sabe como invocar al buen dios, de habla de los padecimientos de la gente, repitiendo tres veces: Sin tu voluntad no lloverá, mándanos agüita. Si no llueve, las plantas, los animales y los hombres empequeñecerán o desaparecerán.Tu como dios grande y prodigioso debes enviar el agua, para eso me mandaron los de Santa Catarina del Monte, saben que me oyes y en mi boca ponen Su necesidad y su súplica. Como ofrenda te traigo frutitas y galletas que son como si comieras parte de ellos porque lo han conseguido con trabajos. Aquí están divísalas bien; son hombrecitos, plantas y animalitos que te piden Atl., no la niegues señor Tláloc y seguirás siendo en estos tépetl, grande y amado.

Así tú lo quisiste, si no, te hubieras ido a vivir a otra parte, pero no, tú escogiste a los santacatarineros como tus pequeños hijos y ahora como buen padre debes procurar su sustento.

La abuela en su lamento por las prolongadas secas, comenta...Cuando Tilo regresa del Tláloc, empiezan las lluvias, a veces ni tiempo le da de llegar a su casa y se le ve corriendo dentro del agua. ¿Pos qué ya se moriría el muy ladino?

Cuando era niño comenzó a hablar con Tláloc, entonces también estaba él, nuestro dios, lo hicieron los mexicanos de antes, pero ya se lo llevaron a la ciudad, de pura maldad porque ¿Para qué quieren que les llueva si ni siembran!
 El cerro sigue ahí ese ni modo que se lo lleven. Dicen que el verdadero Tláloc sigue escondido en el monte, porque él escogió donde mandar y sólo les pidió a los mexicanos que le hicieran su figura para no perderse, para saber dónde es su casa, para que sus hijos supieran donde buscarlo y adorarlo. No es asunto de mortales decidir donde han de enseñorearse los dioses.

Con el pecho adolorido, estrujando las manos, venteando el aire y escrutando el cielo, la anciana comenta después de un prolongado quejido

Tilo es mandadero de Tláloc, le basta con mirar al cielo o tocar la tierra y Tláloc le anuncia las lluvias y las secas, pero Rutilo se encapricha con su poder y manda granizo. Una vez, lo golpeó Catarino Linares con la cuarta de tres puntas y le dio hasta que se cansó.
Á Serafina, que así se llamaba la mujer del Tilo, al ver como lo cuarteaban nomás decía:

-Por chismoso Tilo, por chismoso!

Unos tales Clavijo mataron al padre del granicero por ratero, ese canijo andaba yendo por La Purificación, por San Miguel, por Tlaminca, siempre perjudicando a la gente. Todos estos pueblos éramos zapatistas, el difunto Catarino Linares era general zapatista por eso se creyó con derecho y razones para pegarle al Tilo, pos el sinvergüenza de su padre, anduvo con los carrancistas y quien sabe que tanto desmán armó se merecía la muerte que le dieron.

Rutilo no debía usar su poder, no debía hacerlo, mandó el granizo tres días con sus noches a las tierritas de los que mataron a su padre. Catarino tenía que castigarlo a ver si así se le quitaban las ganas de abusar de su don y de andarse burlando de la gente pues al mismo Catarino le preguntó socarronamente cuando pasaba bien montado en su bayo allá por el Molino de Flores:

-¿Cómo está el maicito de tus amigos Clavijo? ¡Qué buena cosecha que tendrán! ¿Verdad?

Y seguía sentadote el Tilo, creyendo que ahí iba a parar la cosa. Pero Catarino regresó al penco hasta donde estaba Tilo con su mujer y luego luego, Catarino lo castigó, por eso le dio con la cuarta de mano. También Tláloc lo castigó ¡no digo! le quitó el habla, y como de vez en cuando sigue haciendo su muina y manda granizo, pues ya el Tláloc nunca le devolvió la palabra. Desde entonces nadamás señala el cielo y hace señas advirtiendo a la gente de los chubascos y yendo al Tláloc en las secas. Por su muina es que graniza más en Tlalmocilla, Atzoyatla, Tlacomultenco, Tlachuilango y Tépetl.

Como se emborracha y se enoja, manda más granizo para las tierras de abajo. A veces la gente no tiene que mandarle al Tláloc y reclaman a Tilo por el granizo y él, pues más a capricho lo hace caer. A veces lo provoca desde julio, cuando ya está trasplantado el cempoalxóchitl que debe florear en noviembre para la fiesta de todos santos. Hay que poner los altares y la ofrenda de los difuntitos, indicar el camino con pétalos para que no se pierdan ni se equivoquen. Si la flor la acaba el granizo, hay que conseguir más plantitas y si no se consiguen o no se logran, avemaría purísima. ¡El gastazo que tenemos que hacer para comprar tanta flor! y más sabiendo que la cosecha va a estar pobre por la misma granizada.

No, si es una salación el tal Tilo, pero como también intercede por el agua, pues se calman los corajes que la gente le tiene. Los de otros pueblos dudan de su poder y envidian a santa cata por ese mandadero de Tláloc, pero el chiste no es sólo tener el mandadero, el chiste es que aquí mero escogió el Tláloc para acompañarnos y protegernos, nosotros lo tenemos que honrar como el gran señor de las lluvias que es.

La anciana hablaba frenéticamente, como si sus recuerdos y explicaciones cumplieran el papel de sustituir los deberes del granicero. Hablar de la necesidad de agua, de como desde que ella había nacido, apenas empezado el siglo veinte, Tláloc siempre había socorrido a los santacatarinences. Ansiosa prosiguió:

-Por eso una vez, hace como veinte años, el pueblo de Huexotla que siempre nos envidió el 25 de agosto que se festeja a San Luis Ovispo, siempre hacen gran fiestón los del barrio de San Luis Huexotla, fue entonces cuando los huexotleros invitaron a Rutilo. Don Candelario que era fiscal de la iglesia, les dijo a sus amigos: A mi se me hace que lo del granicero es puro cuento de los santacatarineros.

Otro huexotlero llamado Pascual le contestó

-Vamos poniéndole una trampa, ese mudo que va a saber lo que el señor Tláloc decide. -Camerino explicaba

-Con unos litritos de neutli le vamos a quitar lo mentiroso. ¡Taimado tilo! le haremos buen escarmiento a él y su pueblo de crichos.

-Pascual que era el más porfiado le decía:
-Ándele Don Rutilo, tómese otra jicarita de neutli, aquí en Huexotla también lo sabemos hacer, a ver que dice usted. Bueno decir es un decir; pero aunque sea con sus ojitos brincones nos dar su aprobación. ¿Verdad compadre Cande? Hay que quedar bien con Don Rutilo, 'ora que los huexotleños tenemos el honor... aquí Sixto me contaba que Don Rutilo casi hace milagros, mira que hacer llover y hacer caer granizo a su antojo.

Tilo hacía señas y emitía unos sonidos queriendo platicar cada vez más entusiasmado por los halagos y el pulque.

¡Pero qué platicar! Nadamás hacía visiones para no perder el tiempo entre trago y trago y entre jícara y jícara.
Pascual que no se le olvidaban sus planes, le dice:

-Nosotros no tenemos quien nos avise ni mande las aguas, caen nomás las que dejan los que saben pedir.

Tilo, cada vez más animado manoteaba presumiendo su oficio y no dejaba de beber. Pascual, Sixto, Candelario y Camerino, los cuatro envidiosos huexotleros le atizaban el pulque, ya hasta se lo querían empinar ellos mismos. Cuando Tilo estaba borracho, ya no disimulaban su furia, Pascual le repetía:

- A ver Tilo, suelta la agüita por aquí, para tus amigos de Huexotla. ¡Que digo amigos! ¡Tus padres mudo tlacalero!

Y Sixto carcajeándose y deteniéndose su panza, decía:
- ¡Después de esta borrachera va a llover pero en sus calzones!

La borrachera no dejaba pensar a Tilo y seguía empinándose la jícara sin darse cuenta de la humillación.

Después de tanto pulque, Tilo cayó; suavecito, nomás sonó su cabeza, que fue la primera que pegó en una piedra, ya ni alcanzó a ver los castillos y los cohetes con todo y que estaba rete cerquita. Y ni con eso les bastó a los huexotleros que estaban ardidos de pura envidia. Y Sixto les aconsejó:

-¡Hay que enchilarlo!

Pascual con dentera hasta grita:
-¡Si, chile en el fundillo! A ver si Tláloc le prepara un baño de asiento.
Y le retacaron el fundillo con chile pasilla, que como estaba seco, no le ardió hasta que estaba despertando de la borrachera. Se le salían las lágrimas de tanto dolor y quemadera que se traía en la cola y aunque se sacó los chiles, el dolor no menguaba. Lloraba también de coraje, porque por engreído, había confiado en huexoxtleros.

Señor Tláloc pensaba al tiempo que sollozaba ruidosamente con tu poder ayúdame a calmar mi dolor y a vengar mi humillación.

-Y venia yendo enojado y avergonzado para Santa Catarina atravesando por San Pablo Ixáyoc cuando, como él lo pidió, empezó; a llover y se sentó en un charquito para refrescar su cola. Miraba al monte agradecido, pronto terminó de llover donde él estaba. Más abajo en las tierras de los huexotleros, empezó a granizar tan fuerte que las milpas que ya estaban jiloteando se empezaron a caer y todos los jilotes chorreaban sangre.

Tilo lo vio porque como mandaba el granizo, les dio su merecido, castigándolos en su alimento y se quedó un rato divisando para abajo, el Tilo sonreía conformado, donde estaba no llovía ni granizaba. Ni un pedacito de San Pablo, ni de Santa Catarina, padecieron el granizo. Y al granicero no le importaba ya si Tláloc le pedía los ojos o el entendimiento, el gozaba de ver los destrozos y la milpa sangrante.

Después se le calmó lo engreído, quien sabe lo que sea de el, a lo mejor ya hasta se murió, pues en que mes estamos, casi en junio y nada que llueve.

¿Qué no habrá granicero en este pueblo?
Y la anciana dobló la cabeza y se quedó dormida hablando de lluvia tierra y semillas, el cielo azul, dejaba pasar un calor desacostumbrado por estos montes, me hizo renegar y alejándome exclamé...

-¿Qué ya no hay granicero en este pueblo?




**********************************************************************************
*Lourdes Uranga López
Santa Catarina del Monte Texcoco México.


Pequeño glosario.
Tláloc. Dios de la lluvia entre los mexicas y acolhuas.
atl. agua en nahuatl.
tepetl. montaña, cerro.
neutli. pulque. (bebida fermentada del maguey)                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Bibliografia: GRANICEROS
http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/termino.php?l=1&t=granicero


Diccionario Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana // 

granicero

Sinónimo(s): aurero, trabajador del tiempo, temporaleño (Edo Mex) (1); espantanublados (Mor) (2); aguador, pedidor de agua, temporalista (Mor) (3); servidor del tiempo (4) tiempero (Mor y Tlax) (5). Lengua Indígena:Náhuatl tlamasque (6); quiapequi, el que hace la lluvia; teotlazqui, el que arroja el granizo (1), el que rechaza el granizo (7); ahuaquetes (Mor) (8), claclasqui(3), kiohtlaskeh (9), tezitlazcs y quiatlacs (Mor y Tlax) (5).

Personaje de gran importancia en la agricultura, cuya principal función consiste en controlar fenómenos meteorológicos. Se le reconocen, además, facultades de curandero y adivino.

Es claro que el término granicero y sus sinónimos aluden a su función como controlador de tempestades, granizadas y lluvias. Su distribución se restringe a comunidades de la sierra Nevada del Estado de México y zonas aledañas de Morelos, así como a la región nahua poblano-tlaxcalteca.

Una de las características distintivas de estos especialistas es su iniciación y aprendizaje. Son señalados y elegidos como intermediarios entre el reino del cielo o de Dios y los hombres, al ser "tocados por un rayo", directa o indirectamente (1) (3) (6) (8 a 10). En Morelos cuentan con un gran prestigio los rayados, que son aquellos que fueron tocados por un rayo femenino que los mata y un segundo rayo masculino que los resucita. De menor prestigio son los cuarteados, quienes por la fuerza indirecta de un rayo quedan inconscientes e inician un viaje espiritual en donde los señores del temporal les indican que han sido elegidos para trabajar en sus dominios (3). Aunque la principal prueba durante la iniciación es la de haber sido marcado por la acción divina de un rayo, las pruebas varían de un individuo a otro. Otros se inician a través de sueños revelatorios o son elegidos por enfermedad; esto es, padecen alguna enfermedad que cede al tiempo en que ellos aceptan su misión como graniceros (3) (6) (8). Si no cumplen con el cargo que les fue entregado, están sujetos a sufrir desgracias, padecimientos, múltiples descargas de rayos, o a marchar al morir al reino de los cielos a atender enfermos en forma de espíritu (1) (3) (8). Cualquiera que sea su iniciación, los marcados serán asistidos por otros graniceros quienes están organizados en agrupaciones o corporaciones (3) (6), y culminarán su destino como graniceros en una ceremonia llamada presentación o coronación, o bien, en otra en la que se ingerirán psicotrópicos con el fin de inducir el sueño en el que reciben el "don" (1) (3) (8).

Esta actividad no es exclusiva de los hombres, ya que si la marcada es mujer, además de cubrir sus funciones de granicera, está comprometida a desempeñarse como partera o curandera (1).

En relación con su actividad terapéutica, se ha observado que recurren a la limpia como el principal procedimiento diagnóstico y curativo (1 a 4) (6) (8 y 9). Otros procedimientos de diagnóstico son llevados a cabo a través de revelaciones durante los sueños o estados alterados por ingesta de alucinógenos, o bien tomando el pulso. Los graniceros son ocasionalmente consultados para adivinar el futuro o reconstruir el pasado. Esta actividad se realiza en forma clandestina, ya que suelen ser acusados de hechiceros (1) (3) (8).

Debido a su relación con los fenómenos meteorológicos, los graniceros son frecuentemente consultados para atender padecimientos específicos relacionados, como los aires de granizo, aires de viento, aires de arroyo y aires de rayo, en donde las limpias, los rezos, cantos y ofrendas dedicados a dichos fenómenos naturales, constituyen componentes importantes en su terapia (3) (10). (V. aire y mal aire).

Cabe hacer notar que, de acuerdo con diversas fuentes históricas, su origen data de tiempos precortesianos. Bernardino de Sahagún, habla de los teziuhtlazque, "casi estorbadores de granizo", y de la Serna, de los espantanublados o graniceros, ambos refiriéndose únicamente a su función como controladores del tiempo (7) (11 y 12). Dentro de las cuarenta clases de magos del mundo náhuatl, López Austin incluye a los dominadores de los meteoros, y entre ellos menciona a "el que arroja los vientos y las nubes", cuyo nombre en lengua náhuatl no precisa; se refiere a éste no como un protector de la agricultura sino de la salud de los niños: "... ya que se atribuían algunas de sus enfermedades a los vientos y las nubes. El procedimiento era similar al del que ahuyentaba las nubes de granizo" (13:100).

Índice de Autores


(1) Bonfil Batalla, G., 1968.

(2) Loera, M., 1987.

(3) Paulo, A., 1989.

(4) Grinberg Zylberbaum, J., 1987.

(5) Nutini, H. et al., 1974.

(6) Cook de Leonard, C., 1966.

(7) Christensen, B., 1962.

(8) Grinberg Zylberbaum, J., 1988.

(9) Baytelman, B., 1986.

(10) Álvarez Heydenreich, L., 1987.

(11) Toribio Medina, J., 1951.

(12) Carrasco Pizana, P., 1945.

(13) López Austin, A., 1967.

SM


Artículos relacionados

Chalma
aguador
ahuaquetes
aurero
chupada de bruja
claclasqui
coronación
cuarteado
espantanublados
kiohtlaskeh
quiapequi
rayado
reuma de aire
teciuhtlasqui
temporaleño
temporalista
teotlazqui
Verbena de la arena / seri / Flora











--
 












 
***
***
***
------------------------------------------------------------------------------------------
Círculo DIFUSIONCAV
 
 Que estas pensando en este momento ? Como te sientes ?
 Atraes a tu entorno todo lo que piensas, esto es todas tus quejas,
 todos tus sueños, todos tus sentimientos y pensamientos: se asientan.
 Segun esta regla: "Pensar, es darle forma a la mente" (Sivananda)
 Cuidate de lo que piensas y fundamentalmente de aquello que sientes
 en este momento presente, eso atraes a tu vida en este momento...
                                                   
------------------------------------------------------------------------------------------
*
**          Nelson Guizzo te invita a suscribirte
***         al E-Grupo DIFUSION-CAV, pulsando en:
*****
******     facebook: www.facebook.com/guizzo.nelson
*******
******************************************************************************************
* Remite: Nelson Guizzo *  Celular: +598 97 137 625
* Rainmakers en la RED: Contacto Agua Vital Internacional
* Antecedentes de Actuación Inter.: http://www.antecedentes.zzl.org
******************************************************************************************

Por Rainmaker CAV Nelson Guizzo - 21 de Junio, 2011, 19:32, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Junio 2011  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

www.aguavital.tk
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com