Difusion CAV
Estimulacion de cambios climaticos, noticias, articulos, crecimiento interior


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [2243] Sindicar categoría

Archivos
Marzo 2012 [11]
Febrero 2012 [20]
Enero 2012 [22]
Diciembre 2011 [18]
Noviembre 2011 [13]
Octubre 2011 [35]
Septiembre 2011 [19]
Agosto 2011 [19]
Julio 2011 [23]
Junio 2011 [25]
Mayo 2011 [14]
Abril 2011 [2]
Enero 2011 [1]
Octubre 2009 [1]
Septiembre 2009 [8]
Agosto 2009 [8]
Junio 2009 [54]
Mayo 2009 [121]
Abril 2009 [31]
Marzo 2009 [16]
Febrero 2009 [38]
Enero 2009 [30]
Diciembre 2008 [14]
Noviembre 2008 [49]
Octubre 2008 [39]
Septiembre 2008 [30]
Agosto 2008 [19]
Julio 2008 [30]
Junio 2008 [78]
Mayo 2008 [103]
Abril 2008 [47]
Marzo 2008 [48]
Febrero 2008 [58]
Enero 2008 [32]
Diciembre 2007 [38]
Noviembre 2007 [59]
Octubre 2007 [104]
Septiembre 2007 [93]
Agosto 2007 [94]
Julio 2007 [38]
Junio 2007 [30]
Mayo 2007 [68]
Abril 2007 [42]
Marzo 2007 [55]
Febrero 2007 [47]
Enero 2007 [24]
Diciembre 2006 [6]
Noviembre 2006 [3]
Octubre 2006 [7]
Septiembre 2006 [25]
Agosto 2006 [30]
Julio 2006 [15]
Junio 2006 [14]
Mayo 2006 [7]
Abril 2006 [5]
Marzo 2006 [42]
Febrero 2006 [66]
Enero 2006 [42]
Diciembre 2005 [34]
Noviembre 2005 [69]
Octubre 2005 [63]
Septiembre 2005 [44]
Agosto 2005 [3]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Pensando Bajo la LLuvia - Carlos G Einisman

 
Este articulo es de un Profesor argentino, llamado
Carlos Gerardo Einisman, de la Revista Lote, y se
encuentra en nuestra pagina www.aguavital.tk.
 
Conversando con alguien de este tema, nos parecio
interesante renviarlo para quienes no lo conocen... y
mas abajo, les dejamos el curriculum de Carlos Einismann
saludos...
 
Nelson
 
******************************
 
 

Revista Lote Nro. 14

 
PENSANDO BAJO LA LLUVIA


Carlos Gerardo Einisman*

A Roxy: amiga y cómplice

Para nosotros, Occidente, la lluvia es un fenómeno meteorológico y la meteorología una disciplina científica. Asimismo, nuestra dimensión Científico-Tecnológica de la realidad funciona como medida de la verdad en general. Por ello, son inhabituales los casos como este, en los que oficialmente el Estado pide auxilio a culturas cuyos supuestos y/o procedimientos son diferentes a los de la racionalidad científica, que es el credo oficial del Estado.

Por otra parte, habitualmente nos preguntamos respecto de otros mundos: Caiapó; Oriental; etc., sin que esto implique antes una profunda y acabada comprensión de nuestro propio sentido de la realidad, que ya está supuesto como verdadero. Subyace en nosotros la idea de Uni-verso, obturando nuestra capacidad de pensar la diferencia: lo Multi-versal.

Para preguntarnos por el significado y alcance de nuestras propias creencias, en este caso científicas, debemos comenzar por considerarlas así: como meras creencias.
Esto nos trae otra inquietante pregunta: Si la Ciencia es hoy la medida de todas las creencias: ¿Cuál es la medida de la Ciencia?


FUEGO Y RACIONALIDAD

Resulta maravillosamente demoledora la enigmática contundencia de la noticia (1): El Gobierno Federal del Estado de Roraima, Brasil, llevó a la zona del incendio amazónico a dos brujos Caiapó para que hicieran llover. No son muchos, ni muy conocidos, los casos en que un Estado acude OFICIALMENTE al auxilio de personas o sabios cuyos supuestos y procedimientos resultan de difícil comprensión por parte de ese imaginario urbano llamado "sentido común" o su versión formal, la "racionalidad científica". Por eso, no puede dejar de llamarnos profundamente la atención las circunstancias en las cuales acontece esta convocatoria a los Caiapó: seis meses de sequía, dos de ellos con el mayor incendio registrado en la historia mundial, según la ONU; 1.750 bomberos de tres países; tropas militares; camiones; aviones; helicópteros y pérdidas materiales varias veces millonarias. Este hecho sienta un valiente e interesante antecedente en la convivencia de las diversas culturas que comparten el suelo americano, y por eso debe reconocerse y celebrarse. Seguramente se pueden buscar y encontrar lecturas políticas domésticas para relativizar este acto. Pero como dijo el brillante Jorge Luis Borges: "Las razones son falibles. Los hechos, no."
Tal parece que en este incendio finisecular no solo es selva y sabana lo que se quema. Asistimos felizmente también a la lenta combustión de algunos prejuicios e ideas. Y es notable que la convocatoria a los Caiapó esta vez no se halle vinculada a lo "pintoresco" de su "Cultura y Folklore", "Artesanías" o "Comidas Típicas", que es el ángulo mas habitual desde el que nos acercamos a estos Otros Mundos. Esta vez se los convocó para hacer llover en medio del desastre. Desastre precisamente provocado por nuestra concepción de la selva Amazónica (y del mundo) como fuente y reserva de materias primas agrícolas, mineras y farmacéuticas, entre otras.
 
Para nosotros, es decir en el seno de nuestro sentido de la realidad, la lluvia es un fenómeno meteorológico, esto significa que se inscribe en el terreno de las Ciencias Naturales, cuyo estudio sistemático se realiza a través de la Física, la Química, las Matemáticas, la Geografía, etc. Todo este grupo de disciplinas ostentan merecidamente el grado de Ciencias. Y es generalmente desde aquí, desde la perspectiva de la Ciencia como medida de la verdad, que nos acercamos, cuando lo hacemos, a las distintas formas de habitar que llamamos "culturas primitivas y/o aborígenes".

REALIDADES VS. CREENCIAS

Sabemos que existen desarrollos tecnológicos tanto para monitorear satelitalmente el clima y sus tendencias, así como dispositivos para aumentar la probabilidad de lluvia. La pregunta es si los brujos Caiapó operaron sobre el "mismo" campo que los meteorólogos (aunque con otras herramientas), o si acaso es posible pensar en diversos "topologías de acontecimiento", en los que la eventual intersección entre dos o mas de estos campos nos dé, justamente, el motivo para el asombro y la sorpresa. Esto significa que si nos es posible registrar un evento del mundo Caiapó es porque también tiene sentido (aunque diferente) en nuestro sistema de creencias. Fugazmente, dos mundos se cruzan y pasa algo a la vez y con sentidos diferentes. Debemos celebrarlo.
Por eso para nosotros la noticia no es el hecho que llueva en el Amazonas, sino que los brujos Caiapó hagan llover. Y lo hagan sin ninguna tecnología. Si la realización voluntaria de un ritual religioso Caiapó determina la ocurrencia de un fenómeno meteorológico, significa que nuestro modo de pensar ese acto y ese fenómeno resultan, al menos, sólo un modo. Obviamente, la tentación de presentarlo como "casualidad" es un primer reflejo, así como el dejarlo como otro "evento aislado sin validez estadística", etc.
Entonces cuando ellos y nosotros miramos aquello que nosotros llamamos cielo, lo hacemos por motivos distintos, de diferente forma y en el contexto de realidades inconexas. Luego, es poco probable que terminemos viendo "las mismas nubes".

En pocas palabras:
Para nosotros la lluvia es un fenómeno meteorológico, independiente de las creencias en sus dioses.

En menos palabras:
Para nosotros las cosas son (meteorología), en cambio ellos creen que son(dioses).
Esto es así porque nuestra realidad no está registrada como creencia, sólo la realidad ajena.
Revisemos entonces algunos aspectos de la meteorología, como campo de creencia. Lo hacemos porque a través de este ejemplo amazónico y reciente podremos ilustrarnos en lo que atañe a nuestras creencias en general. No es la meteorología nuestra preocupación, sino el conjunto de conceptos, ideas, procedimientos y resultados con los que operamos cotidianamente suponiéndolos verdaderos solo porque no los reconocemos a priori como meros conceptos e ideas.
A partir de la división de nuestra realidad entre Naturaleza y Cultura, durante el Renacimiento, el cielo (de las nubes) ya no es el Cielo (de la Divinidad). Al punto que para nosotros el cielo "real" pasó a ser el de las nubes, se crea o no en Dios/dioses. Entonces a partir de allí, cuatro meteorólogos de distintas creencias religiosas interpretarán los signos climáticos y las imágenes satelitales de la misma manera. Sus creencias personales no deberían afectar su análisis científico y objetivo de los eventos. Esto en virtud de que comparten una creencia actualmente con mas fuerza que las religiosas, y que como tal, provee su propio aparato de corroboración. En nuestra ciencia es el método experimental. En nuestra fe el milagro.
La ciencia es la religión de la Modernidad. Y nosotros sus fieles creyentes.

VERDAD y verdades:

Los Caiapó hicieron llover en lo que llamamos una ceremonia.
 
No fue en el contexto de un diseño experimental ni mucho menos en un milagro respondiendo a las plegarias de las autoridades.
 
No plantearon tampoco las "probabilidades de lluvia".
 
Hicieron y llovió.
 
Sólo se limitaron a preguntar si querían mucha o poca lluvia.
 
Invito a revisar las fotos satelitales y los pronósticos meteorológicos del norte del Brasil de los días 30 y 31 de Marzo de 1998, esto es 24 Hrs. antes y el día en que los brujos hicieran lo suyo. Esta revisión de los datos debe hacerse porque estos son los signos en los cuales nosotros creemos.
 
Las imágenes satelitales son una fuente de datos tan contundente para los meteorólogos como una biopsia para los médicos. Esas son nuestras referencias. En esto creemos sin preguntar. Lo que debemos comprobar a través de esto no es si las creencias o ceremonias Caiapó son verdaderas o falsas, sino si nuestras propias creencias y costumbres lo son. Comenzando por admitirlas como meras creencias y costumbres.
Al levantarnos, muchos dependemos del informe meteorológico para decidir sobre nuestra vestimenta, al punto que la temperatura y la humedad figuran ya en forma permanente en la pantalla de algunos canales de TV; planificamos nuestras actividades de fin de semana en función del pronostico del tiempo; calificamos al día de "lindo" o "feo" según el clima, lo cual termina condicionando buena parte de nuestras actitudes frente a los eventos cotidianos.
 
Finalmente, hace siglos que intentamos domesticar a la incertidumbre propia de la existencia en el mundo para expresarla en rangos de probabilidad, y al fracaso de ese esquema lo llamamos "crisis". ¿Será la crisis del mundo o de nuestra particular manera de habitarlo?
¿Serán acaso fenómenos como "El Niño" y sus consecuencias indicadores del límite de la vigencia de nuestra concepción meteorológica del clima, y ya no de un modelo teórico de interpretación; así como se registran rupturas en tantos campos del conocimiento?
Que haya llovido luego de la ceremonia Caiapó no es precisamente lo relevante del caso. A lo sumo es "llamativo o pintoresco" desde nuestra perspectiva científico-técnica del mundo.
 
La pregunta inquietante que esta situación nos plantea debe hacerse en aquellos puntos donde ya nos olvidamos de preguntar y justamente allí donde parece innecesario.
 
Entonces lo terrible ya no será que nos hayamos equivocado o que nos hayan mentido. Sino que finalmente nos demos cuenta que siempre hemos vivido en la verdad.
 
Entonces: ¿Será la verdad un modo más de la ironía?

REFERENCIAS:

(1) "Ayer los brujos de la tribu Caiapó pidieron a sus dioses que lloviera. Habían sido llevados el lunes por el gobierno brasileño al estado de Roraima, en el Amazonas, amenazado desde hace dos meses por el mayor incendio forestal de la historia...

(...) "Unas horas después de su ceremonia secreta comenzó a llover intensamente, tras siete meses de sequía. Los meteorólogos habían pronosticado lluvias a partir del 20 de abril."
 
(...) "Sólo necesitamos saber si quieren mucha o poca lluvia", habían dicho los hechiceros Kucrit y Mantii. Después echaron a los fotógrafos y a las cámaras de televisión y comenzaron con sus ritos: ramas de árboles, hojas, hierbas, bastones, cantos secretos a la orilla del río Branco, cerca de Boa Vista, capital del estado de Roraima.
 
La fe de los brujos era absoluta. Incluso se negaron a llevar a cabo sus rituales en la reserva de los ianomamis, porque temían "quedar aislados cuando comience a llover".




Fragmentos del artículo: "Desastre Ecológico: Comenzó A Atenuarse El Incendio".
Diario Clarín, Buenos Aires, Argentina, 01/04/98.¤
Revista LOTE:
http://www.revistalote.com.ar/nro014/rl014.htm
 
 
 
 
Siguiente -->
****************************************************************************************************************
 

Carlos Einisman viene recorriendo un largo camino que lo ha llevado a formarse, ocuparse y transmitir cuestiones relativas al Pensamiento Filosófico y el Científico en paralelo. Esta doble orientación, más habitual en la Edad Media que en la Contemporánea, le ha permitido abordar y transmitir con una singular perspectiva la complejidad de aquello que habitualmente "nos da que pensar."

Su educación superior comenzó en la Comisión Nacional de Energía Atómica, donde estudió Medicina Nuclear y Física de la Radioterapia. Luego , buscando herramientas para la Docencia, se especializó en la coordinación de grupos en la Escuela de Psicología Gestáltica de la Asociación Gestáltica de Buenos Aires. Su formación en el campo del Pensamiento la realizó principalmente en la Escuela de Filosofía de Buenos Aires, fundada y dirigida por el Lic. Luis Jorge Jalfen, a quien reconoce como su Maestro, y en Ontología Existencial con Leopoldo Kohon, en el Centro de Pensamiento para la Vida.

Como Docente Universitario, ha sido Profesor Titular de Filosofía del la Carrera de Especialista Universitario en Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la UBA; de la Especialización en Psicosociooncologia y Cuidados Paliativos de la Academia Nacional de Medicina; de Metafísica en la Facultad Libre de Venado Tuerto; de Medicina Nuclear en la Lic. en Producción de Bioimágenes de la UNLZ y Profesor Titular de Radiofisica II en la Carrera de Técnicos Radiólogos de la Prov. de Bs. As. Ha sido Coordinador del Taller Virtual de Producción de Trabajos Científicos, de la Fundación para el Desarrollo de la Esterilización en la Argentina y miembro del Consejo Editorial de "Lote" Revista de Cultura, donde publicó desde sus inicios hasta el 2004. Ha dictado seminarios y talleres en diversos países de Sudamérica.

Actualmente, dirige el Estudio de Pensamiento Contemporáneo, del cual es su fundador. Es, además, Presidente de la Asociación Argentina de Técnicos en Medicina Nuclear, Coordinador del Grupo de Trabajo de Educación Tecnológica de la Asociación Latinoamericana de Sociedades de Biología y Medicina Nuclear (ALASBIMN) y Secretario de Educación de la Federación de Técnicos de la Salud de la República Argentina.

 

 
 
 
 

 
1

--
-------------------------------------------------------------------------------
DIFUSIONCAV

     Que estas pensando en este momento ?
     Eso mismo es lo que estas generando en tu vida...

-------------------------------------------------------------------------------
*
**          Nelson Guizzo te invita a suscribirte
***         al E-Grupo DIFUSION-CAV, pulsando en:
****       http://www.egrupos.net/grupo/difusioncav/alta

*****
******
********
***************************************************************
* Remite: Nelson Guizzo *  Celular: 00 598 94909970

* Contacto Agua Vital Internacional
* guizzo.nelson@gmail.com
 - nelson22@gmail.com
* http://www.aguavital.tk * Msn: ng0022@hotmail.com

* http://es.geocities.com/contactoaguavital/index.htm
 
* * Difusión Blog: http://difusioncav.zoomblog.com
 
* E-Grupo: http://www.egrupos.net/grupo/difusioncav

***************************************************************

Por Nelson 22 - 23 de Abril, 2008, 18:55, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

www.aguavital.tk
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com